martes, 27 de octubre de 2009

Amistad Hombre-Mujer


Mi amiga Carmen me ha pedido que hable acerca de las amistades entre hombres y mujeres, muy aguda ella ;), no sabe ni ná. Así que este post de hoy va dedicado a ella que siempre me endulza al menos unos minutos al día con su extraordinaria felicidad y buen humor.

* * * * *

Pondré dos frases:

"Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud."
Aristóteles (384 AC-322 AC)

"La amistad es el amor, pero sin sus alas."
Lord Byron (1788-1824)


Las he elegido por su claridad, dirección y sentido. Si os dáis cuenta la segunda cita define el amor subyacente en la amistad.

La primera conclusión inicial que podemos extraer es que para tener una amistad hay que ser capaz de amar al otro. Y qué entendemos por amor?

Ortega y Gasset dijo: "el amor es el eterno insatisfecho". Insatisfecho porque el que ama siempre manifiesta ese contínuo interés por el acercamiento hacia el otro. Amar es el deseo del yo por explorar el tú a toda costa, de una manera desinteresada. Y este deseo, cuando es puro, nunca se sacia por completo.

Por tanto vemos que para que haya una amistad primero ha de haber un interés del yo hacia el tú y del tú hacia el yo. Es decir, que ambas personas se quieran explorar, conecten y ejerciten ese amor.

Sin embargo Lord Byron pone límites a ese amor. Esto instantáneamente nos revela que este deseo por explorar al otro tiene un límite, se queda a mitad de camino, no es completo. Los amantes se entregan en "cuerpo y alma", en su totalidad, en un deseo de hundir por completo mi yo en el tú hasta saciarse, porque existe esa necesidad imperiosa. Los amigos no necesitan sumergirse por completo el uno en el otro a toda costa porque su interés tiene límites, es finito. Ese matiz que distingue amigos de amantes son las "alas" de Lord Byron.

Aristóteles dice más aún: no basta con querer una amistad para tenerla, hace falta algo más. Esto nos está diciendo varias cosas. Lo primero, la amistad al igual que el amor de unos amantes, no se planifica, surge. Y segundo, la amistad en primera instancia requiere de una voluntad y posteriormente necesita de unos complementos adicionales que la permitan seguir en pie.

Es lógico pensar después de esto que un amigo debe de ser una persona proactiva en su relación con el otro pues de no alimentarse contínuamente esos sentimientos la amistad puede perder intensidad hasta morir.

Pero... en una relación hombre-mujer cuáles son esas "alas" que hacen que el yo sobrepase la barrera del tú con el fin de conocerlo por completo? Cuál es el detonante que hace que una relación sobrepase el límite de la amistad? La respuesta es: la atracción. Sólo cuando existe ésta puede sobrepasarse la barrera y entonces la amistad divisa otros horizontes, más bellos y con otras sensaciones. Quiero anotar que dicha atracción no tiene por qué ser necesariamente física.

Es importante recordar que el hombre y la mujer son seres sexuados y por tanto instintivamente son proclives a un acercamiento más íntimo. Cuando un hombre y una mujer en una amistad rozan el límite saborean una sensación maravillosa y embriagadora cada vez más excitante y atractora que les lleva a sentir dependencia y por tanto son proclives a realizar un viaje cuyo retorno puede ser doloroso.

Sin embargo, la inteligencia, la razón, la madurez y las circunstancias pueden llegar a convertirse en inhibidores de la atracción actuando pues como controladores de nuestras emociones, permitiéndonos así disfrutar de una amistad hombre-mujer de una manera satisfactoria sin acercarnos a un límite que perjudicaría a nuestra relación.


Un abrazo.

5 comentarios:

  1. Yo sinceramente lo veo complicado, porque cuando no falla la razón falla la madurez, o la ciscustancia..... ojo! que digo complicado no imposible!!! la vida me dará la respuesta.

    Dani, gracias por tu encanto y por dedicarme tu tiempo, que si soy feliz y tengo buen humor es por un cúmulo de circunstancias, y tu ere una!!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tal y como lo expones en tu disertación parece fácil pero, sin verlo tan complicado como dice Carmen unas líneas más arriba, creo que todo puede ser así de maravilloso excepto cuando se produce la química de la atracción. Y si eso ocurre entre dos personas con el corazón libre de ataduras te vas de cabeza al enamoramiento pero si no es asi acaba proporcionando una gran desazón.

    Por supuesto resulta más fácil cuando ya llevas una buena mochila de experiencia vital a tus espaldas; ese peso te proporciona tablas para salir airoso de la situación.

    ResponderEliminar

 

Fotografos de Bodas - Daniel Colleman

http://www.squidoo.com/daniel-colleman-fotografos-de-bodas

Fotografo de bodas