miércoles, 1 de julio de 2009

Dos sentimientos



Me ha llamado mucho la atención una cosa que quiero compartir en mi blog. Hay mujeres que buscan amar y otras que buscan ser amadas. Hay una diferencia muy grande entre ambos deseos. Por regla general, las mujeres que buscan amar son aquellas que son amadas con asiduidad pero no encuentran la plenitud en nadie. Sin embargo, las que buscan ser amadas son aquellas que tienen una gran capacidad para amar pero no han conseguido que nadie las ame por lo que a ellas realmente les importa.

Son sentimientos antagónicos pero de una importancia capital para la vida de una persona. Y ya no estamos hablando de sentirse correspondidas, eso es la guinda final. Estamos hablando de experimentar la sensación del amor en plenitud. Esto que parece tan sencillo no lo es y conforme pasa el tiempo cada vez lo es menos.

Y curiosamente la gente puede pensar... bueno, aquellas que son amadas con asiduidad pero no consiguen amar en plenitud podrían ser más felices porque poseen más oportunidades. Por sorpresa esto no tiene por qué ser así. El no experimentar la sensación de plenitud en el amor conlleva en cierto modo una infelicidad anclada al corazón independientemente de las circunstancias.

El que ama, necesita sentirse amado en plenitud. Aquella que es amada en plenitud, necesita corresponder en plenitud. Es el misterio de este extraño sentimiento, tan bonito, tan necesitado y tan ambigüo muchas veces en nuestras vidas.

Muchas personas se cansan de esperar y acaban satisfaciendo su necesidad a la mitad de lo que les gustaría experimentarlo. Otras lo consiguen y fracasan...

Pero lo cierto y lo bonito y quiero dejar este mensaje positivo... es que amar vale la pena, en mayor o menor intensidad. Y que cuando uno ama, da igual la profundidad de este sentimiento, irremediablemente debemos sentirnos correspondidos de una u otra manera y valorar lo que la vida nos trae, porque es lo que al final nos queda, porque son las pequeñas cosas del día a día que nos mantienen arriba y porque cuando nada nos queda, nos queda su recuerdo.

Un abrazo.

2 comentarios:

  1. una verdad como un templo todo lo que dices,hoy te has salido,es precioso este artículo!

    ResponderEliminar

 

Fotografos de Bodas - Daniel Colleman

http://www.squidoo.com/daniel-colleman-fotografos-de-bodas

Fotografo de bodas