lunes, 21 de junio de 2010

Silueta




Cuando mis labios tocan suavemente tu cuello
y sientes mi boca cercana a la tuya,
apenas articulas palabras, tus ojos se cierran,
y sientes cómo la textura labial
se funde en cada uno de tus rincones.
Tu piel se hunde, cercana a tu hueso,
bajando a tu hombro, sintiendo las manos
unirse a tu físico.
Cuando ambas, y mi boca, unidas te dibujan,
el pecho resulta tenso y pesado, su piel elástica
y bella, tu espalda un vacío eterno en su centro.
Y en el hombro mis labios encuentran tu brazo,
que recorren lentos erizando tu vello,
sintiendo de cerca cómo aprieto, con sumo cuidado,
tu lento madurar.
Y entregado a tu codo mis dedos ya descubren tu vientre,
escuchando mis oídos susurros y tormentas de otoño,
hundiendo mis yemas en tu hoquedad central,
perfilando una silueta que se precipita hacia tu abismo.
Así pasamos a la belleza del empiece de tus muslos,
a tu feminidad, a tí. Y allí descubro mi ser más intenso,
una sensación compartida, tu vergüenza, tu intimidad,
tu sensibilidad.
Y bajando descubro qué maravillosas y esponjosas son tus piernas,
con mi boca saboreando su textura y mis manos abrazando su contorno,
desde su inicio, cayendo lentas y arrastrando mis dedos,
por su interior, cual efímera melancolía.
Es tan mágico hacerte vibrar...
que mi anhelo de ti parece morir según agoto tu anatomía,
según ansío volverte a besar,
conforme llego a tus rodillas, y bajo hasta tus pies,
derritiendo mi boca en su punta,
y sintiendo tus ojos
pendientes
de mí.

3 comentarios:

  1. Demasiado para estas horas! Luego dices de mí y de mis fotos...ejem!

    ResponderEliminar
  2. Que forma de describir.....

    ResponderEliminar
  3. Desaparecido! Escribe algo, anda...

    ResponderEliminar

 

Fotografos de Bodas - Daniel Colleman

http://www.squidoo.com/daniel-colleman-fotografos-de-bodas

Fotografo de bodas